Mitos sobre los blanqueamientos dentales caseros

¿Qué hace que una sonrisa sea o parezca más sana? Prácticamente todo el mundo dice que tener unos dientes blancos, y aunque la tonalidad natural de los dientes no es un blanco intenso, es signo de salud y belleza. Por ello han surgido infinidad de mitos y nuevas fórmulas naturales (y no tan naturales) sobre cómo conseguir blanquear los dientes sin tener que pasar por la consulta del dentista, ¿son ciertos estos trucos? Por desgracia la mayoría no, y lo peor de todo es que algunos de ellos lo que hacen es empeorar tu salud oral. La Asociación Dental Americana (ADA) ha recogido los más extendidos y explicado sus peligros:

Internet es el gran campo de batalla de los profesionales de la odontología. Hay muchos blogs con remedios caseros para auto-realizarse blanqueamientos dentales en casa que prometen los mismos resultados (incluso mejores) que los que se realizan en las clínicas dentales.

Así que ante la pregunta: 

¿Las recetas caseras blanquean los dientes?

La respuesta es tajante, ¡ES TOTALMENTE FALSO!

El uso de bicarbonato, enjuagarse la boca con agua oxigenada y/o frotarse los dientes con cáscara de plátano o con un limón son algunas de las fórmulas caseras más conocidas para conseguir unos dientes blancos.

Se alega que frotando los dientes con limón o vinagre se aclara la tonalidad de los dientes. Pero la realidad es otra, y es que el ácido de estos alimentos puede volverse en nuestra contra y destruir el esmalte dental, lo que nos ocasionará más daño que beneficio.

Métodos domésticos que, además de no tener un efecto blanqueador, pueden ser perjudiciales para la salud. Por ejemplo, el bicarbonato, ya que es un producto abrasivo que, a la larga, provoca desgastes en el esmalte y, por ello, aumenta la sensibilidad dental. En el caso del limón, al ser una fruta ácida, daña el esmalte. Por otra parte, enjuagarse la boca con agua oxigenada no blanquea los dientes y tampoco es beneficioso para la salud.

Carbón activo: gracias a las redes sociales este método se ha extendido por todo el mundo. Un gran elenco de gurús de la belleza y la salud con canal de youtube e Instagram han compartido este dudoso método. En los vídeos y fotos animan a utilizar el carbón activo como si de una pasta de dientes de color negro se tratase y asegurando que se consigue un tono de dientes más blanco. ¿Qué hay de cierto? NADA.

Las pastas elaboradas a base de fresas y la piel del plátano tampoco tienen efecto blanqueante, aunque, a diferencia de los anteriores métodos, no revisten ningún efecto secundario dañino.

Aceites o especias: la cúrcuma o enjuagar los dientes con aceite de coco también se han puesto de moda para lograr unos dientes blancos y sanos, pero lo cierto es que no existe evidencia científica alguna que demuestre estos supuestos beneficios.

La ADA desaconseja totalmente esto ya que de momento no hay evidencia científica que sustente esto y no se sabe el poder de absorción de este elemento, y al final puede resultar contraproducente. Si es muy corrosivo al utilizarlo mucho se puede eliminar el esmalte y acabar con unos dientes más amarillos debido a que se expone la dentina, la capa amarillenta que recubre el esmalte dental.

Venta de tratamientos por internet:

  • Los kits de blanqueo, las férulas para blanqueado dental o tiras blanqueadoras pueden surtir cierto efecto blanqueador, pero no son métodos totalmente seguros, pues ocasionan muchos efectos secundarios como sensibilidad dental, irritación de encías y erosión de esmalte. Además cada producto tienen sus propios productos químicos y debemos informarnos adecuadamente de cada uno de ellos.
  • Las luces LED y otras luces aceleradoras que se venden para usar en casa no surten ningún efecto blanqueante. Los tratamientos con luz, como el blanqueamiento dental por fotoactivación, solo funcionan si se llevan a cabo en un centro profesional y bajo supervisión odontológica.

Además, en España, está prohibido por ley vender directamente online a los pacientes productos blanqueadores. Si se hace desde una web en España o lo vende un comercio español es un delito, aunque se pueden comprar en el extranjero con el riesgo para la salud que supone. Y, además, todo blanqueamiento realizado en un lugar no autorizado (es decir, un lugar que no sea una clínica odontológica) puede tener graves consecuencias para nuestra boca. Se podrían dañar todos los dientes de forma severa.

 

¿Es posible que algunas pastas dentífricas puedan blanquear los dientes?

En el mercado se pueden conseguir pastas dentífricas blanqueadoras, las cuales contienen abrasivos suaves que actúan sobre las manchas superficiales de los dientes. Muchas de estas pastas pueden llegar a contener químicos pulidores que brillan los dientes. Pero solo algunas cuantas contienen realmente agentes blanqueadores como el bicarbonato de sodio.

¿Es verdad que el blanqueamiento dental puede llegar a dañar los nervios o la pulpa de los dientes?

La importancia de realizarse un procedimiento de blanqueamiento dental por un experto radica en la idoneidad para aplicar los agentes químicos en la boca del paciente sin causar daños a sus nervios o pulpas dentales. Además, existe una serie de regulaciones vigentes que estandarizan la aplicación de químicos para que se suministren las cantidades adecuadas para no causar daños a los dientes ni al boca del paciente.

Una vez conocemos los mitos y las verdades del blanqueamiento dental, vale la pena conocer las diferentes técnicas que pueden ayudaros a tener una sonrisa más blanca:

  • Fotoactivación: se lleva a cabo en una clínica odontológica. Es un blanqueamiento rápido cuyos resultados se pueden ver desde la primera sesión, con un aclarado de hasta 8 tonos. Consiste en colocar una funda que protege las encías, lengua y paladar y después aplicar un gel blanqueante que se activa mediante luz LED para lograr el efecto deseado.
  • Blanqueamiento en casa con gel: es un blanqueamiento que podemos hacer en casa pero con la supervisión del odontólogo. Se utilizan unas férulas de plástico personales en las que se aplica un gel blanqueador, según las indicaciones del dentista.
  • Blanqueamiento mixto: es una combinación de los dos anteriores. Al hacer un blanqueamiento en la clínica y además otro en casa, se consigue un aclarado de hasta 10 tonos y una mayor duración de los resultados.
  • Blanqueamiento interno: es un blanqueamiento especial para situaciones concretas en que un diente pierde color por alguna causa. Con varias sesiones en la clínica se realiza un blanqueamiento interno que le devuelve el color para igualarlo con el resto de dientes.

Como valoración final, solo podemos decir que para tener una bonita sonrisa, lo más sensato será acudir a un profesional y no dejar la salud de nuestros dientes, nuestra boca y en general la nuestra propia en manos de internet.

Si necesitas más información o deseas devolver un tono más blanco a tus dientes ponte en contacto con nosotros.

Paula Charcos Castillo

Col. nº: 46003872

Odontóloga en Clivadent

Todas las noticias

@2019 Clivadent | Política de privacidad | Uso de cookies

Desarrollado por Corem Web Agency

962 27 75 30

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar