La importancia de conservar tus dientes

Mucha gente, reacia de ir al dentista por miedo, desconocimiento, y/o problemas económicos, prefiere ir extrayéndose sus piezas dentales poco a poco en lugar de agotar todos los medios disponibles para salvar sus dientes, que hoy en día con la odontología actual no son pocos. A continuación abordaremos algunas de estas cuestiones.

¿Qué es la Odontología Conservadora?

Es aquella rama de la odontología centrada en salvaguardar y tratar los dientes naturales con el fin de evitar su pérdida. Comprende una amplia gama de tratamientos, de entre ellos los más comunes son las obturaciones (empastes), y las endodoncias (matar el nervio).

A diferencia de hace un par de décadas, frente a un problema dental como una caries o un flemón, la primerísima opción del dentista siempre va a ser salvar el diente, y solo se extraerán cuando el pronóstico sea muy malo, o cuando el paciente nos lo pida (cosa que desgraciadamente a veces pasa). Para ello actualmente contamos con un aparatología muy avanzada para hacer frente a estos retos como la radiología digital, las resinas compuestas (empastes blancos), y los novedosos métodos de endodoncia avanzada.

¿Por qué es preferible mantener sanos nuestros dientes a reponerlos?

La primera razón de peso, es que ningún diente postizo, por bien realizado que esté, nos aportará nunca la naturalidad y comodidad que nos brindan nuestros dientes naturales. Alrededor de las raíces de nuestros dientes existen unos receptores propioceptivos que nos informan de la fuerza que realizamos al masticar para no realizar más presión de la que debemos. Estos receptores no los tenemos en los dientes que colocamos mediante las prótesis ya sean fijas o removibles, de manera que esto puede dar lugar a una serie de complicaciones por exceso de fuerza en la masticación.

Otra razón de peso es la higiene. Nuestros dientes naturales por cuestiones puramente anatómicas son los más fáciles de mantener e higienizar. Con un buen cepillado, seda dental y un enjuague es suficiente. En caso de las prótesis muchas veces hacen falta utensilios más caros y que nos ocupan más tiempo como los irrigadores dentales.

Y por último, y hoy en día por la crisis más aún, tenemos la vertiente económica, por mucho que bajen los precios de los implantes, estos siempre serán mucho más caros que reparar un diente mediante una endodoncia.

En definitiva, mantener nuestros dientes siempre debe ser la primera opción, tanto para el profesional odontológico como para el paciente, los motivos para hacerlo como habéis podido leer son muchos. Disponemos hoy en día de una amplia gama de técnicas y tratamientos vanguardistas capaces de solventar casi cualquier problema dental, sería una pena no sacarles el máximo partido, ¿no creéis?

Vicent Pla Abad
Grado en Odontología en 2011
Todas las noticias

@2017 Clivadent | Política de privacidad | Uso de cookies

Desarrollado por Corem Web Agency

962 27 75 30

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Ver política de cookies El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

ACEPTAR
Aviso de cookies